Restaurante Ástor Puerta Cerrada
Restaurante Ástor Puerta Cerrada

Fusión de Cocinas en Ástor Puerta Cerrada

Ástor Puerta Cerrada, donde la fusión de cinco cocinas diferentes te ofrecerá una experiencia culinaria única.

En el corazón de La Latina, el barrio más vibrante de Madrid, se encuentra Ástor Puerta Cerrada, un restaurante que fusiona lo mejor de la cocina argentina con la peruana nikkei y chifa, la italiana, la francesa y la española. Fundado en 2016 por el argentino Andrés Olivares y la vallisoletana Raquel Choya, este establecimiento es una mezcla multicultural que celebra la cocina sin fronteras. Por consiguiente, cada visita a Ástor Puerta Cerrada es un deleite para los sentidos.

Al contrario de otros restaurantes que se limitan a una sola especialidad, Ástor abarca diversas influencias. Por ejemplo, sus empanadas de espinacas, queso mozzarella y uvas pasas representan la cocina argentina, mientras que el lomo de corvina con salsa tonkatsu evoca la tradición nikkei. Igualmente, sus platos italianos como la pasta casera y sus recetas españolas como las croquetas de jamón ibérico sobre puré de guisantes ofrecen una diversidad irresistible. 

De igual forma, el espacio del restaurante es encantador. Con capacidad para 81 personas, repartidas entre el restaurante, un salón privado y una terraza, Ástor Puerta Cerrada destaca por su ambiente mediterráneo, con paredes blancas encaladas y alfombras de yute. Por lo tanto, es un lugar ideal para disfrutar de una experiencia gastronómica tranquila y relajada.

Además de su cocina, Ástor es famoso por su arte de la mixología. El barman limeño Renato Medina ofrece cócteles innovadores, como el Quiero y puedo, hecho con cava, bitter de ruibarbo y licor St-Germain. Como resultado, cada trago es una obra maestra de sabor y elegancia. Sin embargo, no solo se trata de los cócteles. La bodega del restaurante es un santuario para los amantes del vino, con referencias de España, Francia, Argentina y otros países.

En Ástor Puerta Cerrada, la variedad de platos es tan diversa como exquisita, ofreciendo una mezcla multicultural que cruza fronteras y garantiza sabores excepcionales. Probamos el risotto de nuez garrapiñada y pera macerada, un plato que combina cremosidad con el dulzor de la pera y el toque crujiente de la nuez. Para quienes buscan algo con más carácter, el ceviche frito de cazón al estilo jalea ofrece un equilibrio perfecto entre la frescura del pescado y la crujiente textura del rebozado. Otro favorito fue el lomo de corvina de la Costa Brava con salsa tonkatsu, donde el sabor suave del pescado se complementa con el toque dulce y umami de la salsa. 

Si prefieres carne, el ojo de bife de vaca de la raza Hereford, procedente de la Pampa argentina, es simplemente inmejorable, servido con patatas especiadas, ensalada de rúcula, cherries y un aliño casero de mostaza de Dijon, acompañado por chimichurri casero para un toque argentino auténtico. Además, las croquetas de jamón ibérico sobre puré de guisantes y el jamón ibérico de bellota 100% DOP Guijuelo son imprescindibles para cualquier amante de la cocina española. 

Para redondear la experiencia, recomendamos el Amaretto sour, un cóctel clásico pero con el toque distintivo de Ástor. Por su calidad, precio y sabor, estos platos y bebidas son opciones que te recomendamos al 100%. Cada uno ofrece un viaje culinario a través de diferentes culturas, todo dentro del acogedor entorno de Ástor Puerta Cerrada.

En conclusión, Ástor Puerta Cerrada es mucho más que un restaurante. Es un viaje a través de culturas, sabores y experiencias. Por consiguiente, ya sea para disfrutar de su cocina de autor o para deleitarse con su oferta de cócteles y vinos, este lugar es una parada obligatoria en Madrid.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Madame Butterfly, el oriental que te cautivará