La ansiedad social, una patología común entre los jóvenes que llega a las pantallas con el corto «No es tan raro», de la mano de NHood España

Miedo, temor o inquietud son algunas de las palabras con las que históricamente se ha tratado de retratar la ansiedad, una palabra que, si bien ha estado silenciada al permanecer al mundo de la salud mental, cobra fuerza en los últimos años como una patología que padece un amplio porcentaje de la población. Campañas, rostros conocidos y redes sociales se implican en visibilizar este problema arraigado en la sociedad para plantarle cara. Tras esta premisa nace el corto «No es tan raro», dirigido por Miguel Ángel Olivares, producido por NHood España y protagonizado por el actor nominado a los Goya Jorge Motos, que pone rostro a un problema que miles de jóvenes abordan a diario en silencio.

No son necesarios más de cinco minutos para meterse en la piel de Pablo, un estudiante de Universidad dispuesto a hacer frente a su primer día de clase, con todos los aspectos que conlleva: Nuevos rostros, lugares, miradas, juicios y primeras impresiones. ¿Son reales esos juicios? ¿Cómo gestionar una situación en la que cada palabra no dicha se presupone desde lo negativo? Este y otros pensamientos asfixiantes son a los que hace frente el protagonista. ¿Es tan raro sentirse así? La respuesta es, precisamente, la que da nombre a la pieza: no, «no es tan raro».

El 15% de la población española ha estado diagnosticada, en algún momento de su vida, con ansiedad. Y un escalofriante 52% de adolescentes ha reconocido haberla sufrido alguna vez. Según el National Health Institute, una persona con trastorno de ansiedad social siente síntomas de temor en situaciones en las que otros pueden estar analizándolos, evaluándolos o juzgándolos, como al hablar en público, conocer gente nueva, salir con alguien en una cita, asistir a una entrevista de trabajo, responder una pregunta en clase, o tener que hablar con un cajero en una tienda. Hacer cosas rutinarias, como comer o beber frente a otras personas o usar un baño público, también le puede causar ansiedad o temor debido a la preocupación de ser humillado, juzgado o rechazado.

«El temor que tienen las personas con este trastorno en situaciones sociales es tan intenso que sienten que está fuera de su control. Para algunas personas, esta angustia puede ser un obstáculo para ir al trabajo, asistir a la escuela o hacer otras cosas rutinarias. Otras personas tal vez sean capaces de realizar estas actividades, pero sienten mucho temor o ansiedad cuando las hacen. Las personas con trastorno de ansiedad social pueden preocuparse por tener que participar en alguna situación social por semanas antes de que se lleve a cabo. A veces, terminan por evitar ir a lugares o eventos que les causan angustia o les generan sentimientos de vergüenza.» – National Halth Institute

Disponible en la plataforma Youtube y abierto al público, este corto, que incurre directamente en la salud mental, aboga por dar visibilidad a un problema comunmente silenciado, y lo hace respaldado por ITACO Psicología (Instituto Terapéutico de Análisis de la Conducta), que colabora con la acción y que trabaja activamente en ayudar a las personas que sufren este trastorno y también a aquellas que forman parte de su entorno. La producción de este cortometraje corre a cargo de TheWokis y Gadol Producciones, con un casting que completan los actores Gonzalo Seijas y Ana Ponomarenko, que se convierten en dos personajes imprescindibles en la trama junto a Pablo.

Si quieres ver el corto «No es tan raro», puedes acceder pinchando aquí.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Regalos y descuentos en cosmética y tratamientos para papá