Can Faustino: lujo y serenidad a orillas del Mediterráneo

El que fuera el primer Relais & Châteaux de Menorca ha ampliado sus instalaciones con la incorporación de los palacios de Cal Bisbe y Can Llorenç, dos joyas arquitectónicas que forman parte del Palacio Episcopal, que han sido rehabilitadas y perfectamente integradas en el hotel y que añaden 20 habitaciones más al conjunto. El edificio principal, un palacio del siglo XVI que alberga 21 habitaciones, tres suites, una villa con piscina privada, un restaurante y un spa, se ha redecorado en línea con las nuevas dependencias, de estilo mediterráneo. Sin duda, una opción a tener en cuenta para estas próximas y tan deseadas vacaciones de veranowww.relaischateaux.com/canfaustino

Situado en el centro de Ciudadela, frente al puerto y a escasos 100 metros de la catedral, Can Faustino abrió sus puertas hace ocho años y fue el primer hotel de lujo y el primer Relais & Châteaux de la isla de Menorca, la más auténtica y natural del archipiélago balear. Este mes de mayo reabre sus puertas para dar la bienvenida a la temporada primavera-verano con una estética renovada, con 20 nuevas habitaciones y suites y con todos los servicios para una estancia de puro relax a orillas del mar. 

Can Faustino se ubica en un hermoso palacio del siglo XVI que acoge 21 habitaciones, tres suites y una villa, Villa Margat, con cuatro dormitorios, cocina y terraza con barbacoa y piscina privada. A estas instalaciones de ensueño, el hotel acaba de incorporar una nueva edificación situada a apenas 50 metros de la principal. Se trata de los palacios de Cal Bisbe y Can Llorenç, que comparten patio y que se han unido por dentro tras una minuciosa obra de restauración. Con ello el hotel suma 16 nuevas habitaciones y cinco suites, todas ellas equipadas con todas las comodidades de un cinco estrellas que además, lleva el sello de calidad y singularidad de la prestigiosa asociación hostelera Relais & Châteaux.

La incorporación de Cal Bisbe y Can Llorenç ha traído consigo la remodelación completa de todo el interiorismo de Can Faustino, habitaciones y zonas comunes, con el fin de aunar la estética de todos los espacios. El estudio Mare e Terra ha sido el responsable de crear una atmósfera de serenidad absolutamente integrada en el entorno en que se ubica el establecimiento con guiños a la blancura, la mágica luz y la cultura del Mediterráneo, al verdor de una isla casi virgen y al silencio casi monacal de los históricos palacios que arropan las dependencias del hotel.   

Can Faustino es el mejor lugar desde el que sumergirse de lleno en los encantos naturales de la isla. Ofrece diversas opciones de ocio y diversión, como catas de vinos o paseos en su propia embarcación –Heloise, de 12 metros de eslora, construido en Francia a medida en caoba y con solárium– y, desde el pasado verano, dispone de un singular espacio al aire libre para el disfrute de sus huéspedes: Country Club. Ubicado en cala Fontanella, antiguo refugio de pescadores con un embarcadero, consta de una casa rural con huerto, una piscina, distintas áreas recreativas y una zona de relax donde abandonarse a la lectura en un entorno natural preservado.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Batalla de artistas en la Plaza de Santa Ana