Enamórate de Tokio con este «dulce planazo» por San Valentín

El Día de los Enamorados se celebra en Tokio de una manera “muy dulce”, las mujeres son las principales protagonistas en este día tan especial y son ellas las que regalan chocolate a los hombres con los que tienen una relación, bien sea de pareja, familiar, laboral, o simplemente conocidos. Para alucinar aún más con esta asombrosa metrópoli y conocer esta y otras tradiciones, Turismo de Tokio nos propone una serie de planes variados para parejas en tiempos de pandemia y por San Valentín. Te los contamos y tú eliges. www.gotokyo.org/es

En esta tradición japonesa, la que os contábamos del chocolate, existen hasta cinco tipos diferentes que se denominan cada uno de una forma en función de quién sea el remitente. Aquel de mayor valor sentimental se llama Honmeichoco, ya que se realiza con mucho cariño y en casa, para la persona amada. Otros importantes son Tomochoko, chocolate que se regala a los amigos del círculo más próximo y Famichoko, especial para los familiares. Con el denominado Sewachoco se agradece a los compañeros de trabajo, jefes o profesores cualquier detalle que hayan tenido en algún momento, y por último el Girichoko, un tipo de chocolate relativamente barato que las mujeres japonesas dan el Día de San Valentín a los hombres que conocen pero con los que no tienen una relación afectiva.

Jardines de Kiyosumi

Dado que en estas fechas es solo la mujer quien regala, un mes después, el día 14 de marzo llega el White Day, donde son ahora ellas quienes reciben los regalos. Una característica especial es que, como su nombre indica, todos deben ser de color blanco y además, superar el valor económico de lo que ella se gastó en el “dulce” detalle de chocolate. Su gran popularidad e importancia, sobre todo entre los más jóvenes, nace en 1936 con un anuncio publicitario que se dirigió a los extranjeros enamorados que quisieran celebrarlo en la capital nipona, lo que acabó contagiando el espíritu de todos sus habitantes y sobre todo, su paladar.

Shibuya, un barrio en continuo movimiento

Planes románticos por San Valentín

Además de saborear los mejores postres de chocolate e integrarse en la cultura tokiota, Turismo de Tokio propone planes variados para todos los gustos en este día tan especial siempre que la situación lo permita, cumpliendo las medidas de seguridad y sanitarias necesarias. Por ejemplo, las parejas podrán disfrutar del vibrante “encanto” del cruce de Shibuya, una de las postales de la ciudad, o relajarse en los numerosos baños termales (onsen) con beneficios para el equilibrio cuerpo-mente. Nosotros recomendamos los menos turísticos y más alejados de los grandes barrios.

Puente del Arcoíris

Otra actividad que no puede faltar es un paseo por Meguro-waga, un canal donde empaparse de la belleza y la cultura local o en barca por el foso Chiyoda, en los alrededores del Palacio Imperial. Sin duda, será una de las visitas más idílicas durante tu estancia en Tokio. Si te gusta perderte por las calles o ir de compras, los barrios de Shinjuku o Harajuku son dos de los más populosos, repletos de gente joven y tiendas donde encontrar absolutamente todo.

Un relajante onsen es también otra manera de disfrutar Tokio

Para los espíritus más freakies, el barrio de Akihabara es lo más parecido al paraíso, con sus edificios de neón, carteles, luces, maids cafés, tiendas de electrónica (Sega) e imágenes de algunos de los iconos más reconocibles de la «nueva cultura japonesa» y todo su merchandising, como Doraemon o Pikachu. El Tokio más clásico e histórico se da cita en Asakusa, con sus farolillos, cerezos y templos como el impresionante Senso-ji a la cabeza.

+ Info: www.gotokyo-org/es

Más artículos
Cerveza negra y repostería, la «simbiosis» que no esperabas