Planchas para el pelo: cómo recuperar nuestro cabello cuando ya está dañado

Si notas el cabello apagado y sin vitalidad, es posible que te preguntes como usar la plancha del pelo sin dañarlo aún más. Sabemos que un abuso frecuente de esta herramienta no es bueno, ya que el calor extremo altera su estructura proteica, concretamente la keratina, y esto conduce a más sequedad, menos brillo y también… las temidas puntas abiertas. Tanto María García, de la empresa de champús sin sulfatos de Dalire, como David Lesur, director de formación en los salones David Künzle, nos cuentan que es lo más conveniente para repararlo y por qué.

¿Daña nuestro cabello el uso de la plancha para el pelo? La respuesta es… sí, pero con matices: Lo primero que tenemos que entender es como funciona, las altas temperaturas rompen los enlaces de hidrógeno presentes en cada hebra y esto permite cambiar temporalmente la forma del pelo, provocando deshidratación y deterioro de la fibra capilar a largo plazo” – aclara María García, responsable de experiencia de cliente de la firma cosmética capilar Dalire.

Sobre el tiempo que debemos usar la plancha, todo es relativo, depende del tipo de cabello, aunque sí es cierto que cuánto menos mejor. Un uso prolongado incrementa el riesgo de daño, por lo que deben limitarse las sesiones de planchado a lo estrictamente necesario y sobre todo, nunca plancharlo cuando esté mojado: “Podríamos evitarla con peinados que requieran calor, y ahora que llega el verano, es una ocasión perfecta para dejar la plancha aparcada por un tiempo. Igualmente, se puede experimentar con rodillos, trenzas o productos que texturicen el cabello y que ofrezcan un estilo diferente sin tener que recurrir al calor”- aconseja David Lesur, director de formación de los salones David Künzle en Madrid.

Protector solar intensivo de Dalire para el cabello, con keratina

Cómo saber si el pelo ya se ha dañado

Los principales síntomas son falta de brillo, tacto áspero, puntas abiertas y quiebre fácil. Si tu cabello muestra estos síntomas, es probable que esté sufriendo las consecuencias del calor excesivo y necesite un tratamiento reparador. Para minimizar el daño, es fundamental usar protectores térmicos: “Por ejemplo de keratina, una excelente opción que forma una barrera protectora alrededor de la fibra capilar, reduciendo el daño del calor. Aplicar un protector térmico antes de la plancha es un paso que no se debe omitir” – nos cuenta María García.

Las planchas para el pelo deben usarse con sabiduría y precaución, son un aliado más de los peluqueros, pero no una herramienta de la que abusar por todos los problemas que con un mal uso, puede dar – añade David Lesur. 

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Troppo, la firma que triunfa entre los influencers