De Lavapiés al mundo: Las mochilas de sello sostenible y ‘made in Spain’ de Daniel Chong

Sus creaciones copan desde las calles de Madrid hasta el metro de Barcelona, y también de ciudades internacionales. Una vez te fijas en una mochila de Daniel Chong, la magia sucede y no puedes parar de verlas. Con un diseño funcional a la par que reconocibles, estas mochilas diseñadas por Daniel Chong se han convertido en uno de los accesorios más democráticos de los últimos años. Piezas pensadas para sobrevivir al ritmo frenético de la ciudad cuidando el planeta.

Hecho a mano, en España, respetando el kilómetro cero y combinando una extensa paleta de colores, así son los complementos de la firma Daniel Chong, un universo conformado por mochilas, bandoleras, bolsos y hasta estuches que, fiel al minimalsimo, es capaz de convertirse en reconocible. Cuando Daniel Chong, tras la firma, se licenció en comunicación audiovisual nunca llegó a pensar en que un día sería responsable de una firma internacional de complememntos, pero recibe este 2024 siendo galardonado por su trayectoria medioambiental y debutando sobre la plataforma Madrid es Moda el próximo día 12 de febrero.

Entre Madrid, Elche y Pamplona, Daniel Chong fabrica piezas que llegan desde sus puntos de venta en la capital, con tiendas propias en la Plaza Mayor, Gran Vía, Lavapiés y Huertas, hasta Italia, Francia, Bélgica o espacios multimarca distribuidos por noventa ciudades de la geografía española. Entre sus mercados más allá de las fronteras nacionalas están Italia, Suiza, Estados Unidos y Alemania.

Además del taller en Madrid, donde confeccionan a mano muchos de sus productos, cuentan con el soporte de talleres en Pamplona y en Elche liderados por mujeres, donde trabajan artesanos con dilatada experiencia. Entre las materias primas esenciales, la piel de curtición vegetal de Ubrique, en la provincia de Cádiz, un tesoro del patrimonio artesanal de España con una importancia significativa tanto a nivel regional como nacional e internacional, por su herencia artesanal centenaria, transmitida de generación en generación, como parte intrínseca de la cultura y la identidad de la región.

Sobre sus creaciones, el sello de la sostenibilidad, empleando materia prima obtenida del reciclaje, como el hilo hecho a partir de botellas de plástico (rPET). La recogida selectiva y el consiguiente reciclaje del PET contribuye a reducir los desechos plásticos en vertederos, y una menor cantidad de desechos en vertederos implica que se genere una cantidad notablemente más baja de emisiones tóxicas procedentes de plantas de incineración. Por otro lado, el uso de estos tejidos incrementa la durabilidad y resistencia de los materiales que la firma utiliza.

Además, la firma también huella el impacto de la huella de carbobo, y es que según detallan, en su producción de 2023 emitieron más de 100Mil toneladas de CO2, de los cuales han reforestado el doble a través de proyectos de carbono forestal. Estos proyectos ayudan restaurar y preservar los bosques, así como apoyan el desarrollo socioeconómico de comunidades desfavorecidas mediante la plantación de árboles, una acción que ha hecho a la empresa hacerse con la la certificación Carbon Negative.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Troppo presenta su nueva colección: «The Cool Kids»