Cómo llevar los bikinis y los bañadores para parecer más delgada, según los expertos

He aquí los gestos estilísticos que podemos adoptar en nuestros looks de playa para lucir tipazo.

Antes de empezar a contar los trucos estilísticos de experto para que las prendas de baño queden mejor, cabe aclarar una cosa: el tipazo es aquel con el que cada una se siente a gusto y se ve bien. Dicho esto, es verdad que existen algunos gestos a la hora de vestirse que pueden crear efectos ópticos favorecedores como unas piernas más largas, una silueta más esbelta, unos brazos más finos o unas caderas más marcadas. Los expertos de Ônne nos dan las claves.

¿Cuáles son esos trucos?

Escoger colores neutros y dejar de lado los estampados con rayas horizontales. ¿Sabías que un bikini o bañador monocolor favorece más que uno estampado? En Ônne sí lo saben y por ello la práctica totalidad de su colección es de un solo color, consiguiendo así no solo una ansiada atemporalidad en sus piezas, sino también ese plus para sus consumidoras.

Las braguitas mejor si son pequeñas y ligeramente altas en la zona de las caderas. Un patrón escueto en la parte de abajo del bikini creará un efecto óptico en esa zona de nuestra anatomía, que parecerá más pequeña y prieta.

Eso sí, si lo que interesa es disimular o afinar la zona del abdomen, la braguita perfecta para lograrlo es, claramente, la de tiro alto que cubre una parte o la totalidad del ombligo.

Jugar con las tiras. Si hay un gesto estilístico fabuloso para estilizar la figura es llevar las tiras laterales por encima de las caderas. Es decir, por la altura de la cintura. De esa forma, nuestras piernas «ganarán» algunos centímetros extra.

El escote en V. Otro efecto óptico muy válido para alargar la figura es escoger tops o bañadores cuyo escote sea en V. El pico y la caída crean líneas visuales verticales que, de la misma forma que sucede con las caderas altas, suma altura a nuestros cuerpos.

Por suerte, aplicar a la vida real estos ardides de estilo es tan sencillo como hacerse con algún bañador o bikini de la firma valenciana Ônne, cuya finalidad siempre ha sido adaptarse a las necesidades de cada mujer. Así lo reconoce Gisela Cid, fundadora de la marca: «precisamente, uno de los puntos más importantes del crecimiento de la firma es el feedback de nuestras clientas y la forma en que todas ellas embellecen, incluso con sus imperfecciones, nuestras piezas».

Es decir, que con las piezas de baño de Ônne es muy fácil sentirse segura y bella.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
The Oslo Bakery