Cómo elegir tu sujetador ideal si tienes mucho pecho

Elegir un sostén adecuado para nuestro tipo de pecho no sólo es esencial para nuestra comodidad y salud, sino también para lucir un bonito busto acorde con nuestra silueta

En general, encontrar un sujetador que se adapte exactamente a nuestras medidas y necesidades es difícil. La oferta es bastante simplista y nuestros pechos, demasiado específicos. Si a eso le añades un pecho grande, la oferta es mucho menor y las dificultades, mayores.

Para poder encontrar el sujetador que se adapte a ti (y no al revés) y resolver todas las dudas al respecto, hemos recurrido a una experta en corsetería, Piedad Zamora, fundadora de laCorsetera. Con una experiencia de más de 40 años en el sector, nadie como ella para guiarnos en esta misión tan esencial.

Reconocer las tallas grandes

En primer lugar, reconocer un pecho grande empieza por la copa, y no por el contorno. En líneas generales, podemos considerar una talla grande a partir de la copa D. Pero algo que no se tiene en cuenta normalmente es la constitución de cada persona. Para una mujer de pequeña estatura y poco peso, esta copa resultará grande, pero para una mujer alta de más de 70 kg, la copa D iría razonablemente en proporción a su cuerpo. Con lo cual, hay varios matices a tener en cuenta.En este sentido, es importante tener en cuenta las proporciones. Piedad nos lo explica con un ejemplo: “si una mujer de una talla 95 de contorno, es decir, de 60 a 65 kg de peso, necesita de pecho una copa K, quiere decir que con ese pequeño contorno de cuerpo le tenemos que aumentar nueve copas para que el sujetador le quede perfecto.  Por ello, los sujetadores L, XL y XXL fallan en representar a las mujeres reales y menos a las tallas grandes”.

n laCorsetera, encontramos contornos de hasta la talla 140 y copas hasta la K. De cada modelo, existen hasta 165 variantes para adaptarse a cada mujer. Por encargo, pueden solucionar cualquier talla y recrearla al dedillo para conseguir el sujetador perfecto.

Cómo escoger el sujetador adecuado para el pecho grande

No escoger el sujetador correcto puede acarrear problemas no sólo estéticos, sino de salud, sobre todo si cuentas con un pecho de talla grande. Por eso, no optes por sujetadores más pequeños, los cuales harán que parezca que tienes más pecho, ni por sujetadores más grandes, pues no te sujetarán y no cumplirán con su función. Según Piedad Zamora: “el sostén ideal debe recogerte todo el pecho y ser de gran sujeción para que se mueva lo menos posible”.

Pero el factor más esencial es contar con una buena casa corsetera que sepa exactamente lo que necesitas y pueda reflejarlo en el patrón perfecto. Desde laCorsetera, nos explican que no es lo mismo un sujetador de tallaje pequeño que uno con tallaje grande. Y no sólo en lo evidente: “el cambio de copas conlleva un total cambio en la propia estructura del sujetador. Aunque se mantienen las blondas, los tejidos y las microfibras externas,por dentro los sujetadores grandes van totalmente reforzados y, a cuanto más copa, más refuerzo. El efecto visual es el mismo por el exterior que el de una talla pequeña, pero en el interior cambia totalmente el patrón.La mayoría de las marcas que no son corseteras copian los patrones y simplemente los agrandan, y la diferencia final para la clienta es abismal”.

Tipos de sujetadores perfectos para mucho pecho

  • El sujetador sin costuras y sin foam que recoge totalmente el pecho. Ideal para prendas ajustadas o con transparencias.
  • El sujetador sin costuras con memoryfoam o relleno inteligente que se adapta con el calor del cuerpo. Es también perfecto para esas prendas donde se busca realzar la zona del pecho y crear unas curvas bonitas.
  • Sujetadores de 3 o 4 piezas sin relleno. Uno de los mejores sujetadores para sujeción de pecho que hay. Suelen ser lisos, una mitad lisos y la otra mitad blonda, o bien de blonda entera.Eso sí, las blondas son elásticas y no marcan absolutamente nada, aportándole a la clienta un plus de comodidad.
  • Sujetadores de medio pecho y gran capacidad. Perfectos para las amantes de los grandes escotes. Tienen el mismo efecto medio pecho que un sujetador pequeño, pero con un corte especial que cubre de 4 a 6 cm más la parte alta del pecho. Ésto le aporta la sujeción y la profundidad de copa necesarias que requieren una talla grande. De no ser así, el corte provocaría un efecto visual desagradable de cuatro pechos.
  • Sujetador de medio pecho con push up. Una variante de la anterior, para las más atrevidas. Eso sí, no sirve cualquier push up, tiene que estar convenientemente adaptado a este tipo de tallas.
  • Sujetadores sin aro. Si lo que buscas en un sostén es el realce sin perder la comodidad, apuesta por estos modelos. Tus pechos irán recogidos, bien sujetos y con el máximo confort. Cuentan, además, con opciones con y sin relleno, para que se adapten a tus preferencias al milímetro.
  • Sujetadores deportivos. Para hacer deporte, es esencial tener una sujeción adecuada para evitar dolores, estar incómoda o no poder realizar los ejercicios. Si damos pie a que nuestro pecho esté demasiado suelto y rebote, las cervicales sufren y los ligamentos de Cooper -los que sostienen el pecho erguido- se fuerzan demasiado, propiciando la caída del pecho.
  • Sujetadores de maternidad. En este período, los pechos crecen en gran medida y se puede pasar, por ejemplo, de una talla 90C a una 105E. Piedad nos explica que, desde laCorsetera, “prestamos mucha atención a este tipo de mujeres. No están acostumbradas a estas tallas y es esencial aconsejarles para que lleven el modelo y tallaje adecuados que les aporten la sujeción y comodidad que necesitan. De esta manera, no harán sufrir ni al pecho, ni a la espalda o los hombros”.
  • Sujetadores sin tirantes. Probablemente, uno de los sostenes más complicados de conseguir si tienes mucho pecho. La oferta de este tipo de sujetadores es tan estándar que se adaptan a pocos bustos. Desde laCorsetera, nos explican que “los que hay en el mercado, cuentan con un exceso de silicona que, precisamente, no deberían tener. Aquí, cuanto menos, mejor. Si cuenta con una buena estructura y es la talla adecuada (de verdad) de la mujer, le quedará perfecto y no tendrá ningún problema”. Piedad, de hecho, los considera una muy buena inversión: “les durarán muchísimos años y, a la larga, será lo más económico que puedan llevar”.

Como puedes ver, hay un gran número de opciones y de estilos para adaptarse a ti, a tus necesidades y a tus preferencias. Si tienes mucho pecho, no te conformes: apuesta sólo por lo mejor.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Cómo se crea una firma de cosmética vegana