Así nació la famosa ‘Agua de Valencia’

¿Te has preguntado alguna vez dónde y cómo surgió una de tus bebidas favoritas?

Ahora que es verano, y que las altas temperaturas acompañan, pocas bebidas apetecen más para refrescarnos que el Agua de Valencia. Esta bebida, a base de cava y zumo de naranja tan típica de la Comunidad Valenciana, es un must cuando de tomar algo en compañía se trata porque gusta a casi todos y encaja en cualquier momento del día. Pero, ¿sabemos cómo surgió o dónde se inventó por primera vez?

Según el grupo hotelero MYR Hotels y basándose en la narración de María Ángeles Arazo en su libro Valencia Noche (PLAZA & JANES S.A, Barcelona, 1978), este cóctel nació en una época en la que un grupo de viajeros vascos frecuentaban la céntrica Cervecería Madrid, hoy reconvertida en Café Madrid (Calle de l’Abadia de Sant Martí, 10, 46002 Valencia). Cada vez que éstos recalaban en el bar, solían pedir “Agua de Bilbao“, refiriéndose al mejor espumoso de la casa. La frecuencia de sus viajes hizo que se cansaran de pedir siempre lo mismo y que una noche retaran al propietario a ofrecerles algo novedoso. Éste, Constante Gil, les propuso beber el “Agua de Valencia”. Ellos accedieron a probar la bebida improvisada y el éxito fue tal que ya no dejaron de tomarlo en sus posteriores visitas.

¿Cómo es la receta original?

La receta de este cóctel consistía – y consiste – en zumo de naranja natural (de naranjas valencianas y de temporada, por supuesto), cava, ginebra, vodka, hielo y azúcar. Esta sería la receta original de Constante Gil que durante la década de los años cincuenta fue conocida sólo por un pequeño grupo de clientes asiduos al local. No fue hasta la década de 1970 cuando comenzó a conocerse por la noche valenciana y se popularizó como símbolo cultural. De hecho, el Agua de Valencia se institucionalizó como la bebida de los bohemios, transformando al Café Madrid en un lugar habitual de tertulias y en todo un referente cultural.

Recomendaciones para disfrutarlo

Por lo general, y según los comentarios de su creador, el Agua de Valencia debe servirse en jarras de varias raciones y beberse en copa de champagne tipo seno de María Antonieta. No hay que utilizar licor de naranja (Cointreau o Curaçao) ya que la naranja natural perdería sus cualidades aromáticas. Se aconseja utilizar alcoholes blancos de buena calidad y cava seco o brut, sin añadir azúcar.

Otro truco es preparar el Agua de Valencia con antelación y dejarla enfriar en la nevera casi hasta su escarchado, ya que así se consigue que la mezcla de sus aromas sea perfecta. Eso sí, antes de servir hay que remover con una cuchara sin agitar.

Aunque, sin duda, lo mejor es pasarse por Café Madrid y dejar que sean los expertos cocteleros quienes nos preparen la mejor de las Aguas de Valencia. ¿Dónde mejor que en la mismísima cuna en la que fue creada? En este espacio, que está llamado a convertirse de nuevo en lugar de concentración del mundo de la cultura, encontraremos una propuesta fundamentada en sabores clásicos revisados bajo un nuevo prisma de excelencia y modernismo.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Sweat Work Repeat