Así debes proteger tu piel de la luz azul

Todo el mundo habla de ella, pero muy pocos saben qué es realmente la luz azul y qué efectos nocivos tiene para la piel. ¡Así es cómo debes protegerla!

La luz azul es la radiación más presente a la que nos enfrentamos en nuestro día a día. La tenemos en smartphones, ordenadores, tabletas, y en cualquier dispositivo electrónico. Lo que puede que no sepas es que esta luz fomenta el envejecimiento prematuro de la piel, favoreciendo la aparición de manchas y la pérdida de vitalidad en el rostro. No obstante, hoy en día, no concebimos una vida sin pantallas. Las utilizamos para trabajar, estudiar, ver nuestras series y películas favoritas… ¡Hasta para ver a quienes echamos de menos! Es por eso que las investigaciones en belleza se han puesto las pilas y han encontrado la fórmula (y los tips) que necesitamos para ponerle fin a los efectos adversos.

¿Cómo afecta la luz azul a mi piel?

Aunque pueda parecer un pelín exagerado, la luz azul —también conocida como radiación HEV—, es igual de peligrosa que la radiación UV. Varios estudios han confirmado que la luz que emiten las pantallas, combinada con la radiación UV, aumenta la producción de lipofuscina (pigmento del envejecimiento de la piel). Además, también causa daños al ADN de nuestra piel y su onda tiene la suficiente fuerza como para generar radicales libres y descomponer el colágeno. Lo peor es que son daños irreversibles que, acumulados, facilitan la hiperpigmentación, inflamación de la dermis y, a la larga, la aparición de cáncer en la piel.

¿Cómo proteger tu piel de la luz azul?

Al igual que llevamos toda una vida aprendiendo a cuidar, tratar y proteger nuestra piel de la radiación solar, es hora de que incorporemos a nuestro arsenal de belleza y a nuestras rutinas del cuidado de la piel productos que refuercen la barrera cutánea y que la ayuden a filtrar este tipo de radiación.

  • No dejes de usar protector solar. Úsalo a diario, aunque estés en casa. El protector solar hace mucho más que proteger la piel del contacto con el exterior. Comprueba que su fórmula incluya dióxido de zinc. Es un componente que bloquea de forma eficaz las radiaciones UV y HEV (luz azul).
  • Antioxidantes. Apunta. A fuego y que no se te olvide. Si pasas mucho tiempo frente a pantallas, tu rutina de belleza necesita Vitamina C. Este activo creará una barrera protectora entre la luz azul y las células de tu piel.
  • Limpieza facial. Tu rutina de belleza diaria puede hacer por ti más de lo que crees. Lávate la cara antes y después de dormir. También se recomienda exfoliar tu piel regularmente. Con estos pasos, ayudarás a tu dermis a mantenerse sana y fuerte contra los efectos de la luz azul.
  • La ayudita extra. Hoy en día, y gracias a los avances en el mundo de la ciencia y la belleza, existen un montón de productos que incorporan todo lo necesario para facilitarnos la tarea, como la Multi-Shield Moisturising Cream SPF 30 | Protección Solar y Luz Azul, de Skin Generics. Estos, sumados a unos buenos hábitos de limpieza e higiene de la dermis, mantendrán nuestra piel sana, bonita y cuidada mucho más tiempo.

La propuesta de Skin Generics

Crema Multi-Protección FPS 30 Niacinamide + Osmo’city® 24% Complejo Activo. PVP: 23.96€

La crema hidratante decisiva si lo que queremos es proteger nuestra piel de la luz azul, los rayos solares y la polución que aceleran el envejecimiento. Además, contiene Niacinamida y así conseguimos una piel luminosa, uniforme y tersa. El mundo evoluciona y nuestra hidratante también.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Scotta 1985 presenta su nueva colección otoño-invierno 21