Los Bridgerton del siglo XXI vestirían de Guillermo Décimo

Los Bridgerton posando frente a su casa en la primera temporada

Los Bridgerton y su fabuloso vestuario

El increíble éxito que la serie de Los Bridgerton ha conseguido en los últimos años es más que evidente. Con el reciente aterrizaje de su segunda temporada en Netflix, el gran fenómeno de este siglo ha vuelto a dar de que hablar, especialmente por los acertados estilismos de sus intérpretes. Con un fabuloso vestuario típico de la alta sociedad londinense del siglo XIX, el color y los ornamentos logran cautivar a la audiencia en cada episodio, desde los hermosos atuendos lucidos por Daphne Bridgerton hasta los vivos y extravagantes estampados de los vestidos de las hermanas Featherington, pasando incluso por los elegantes estilismos del Duque de Hastings.

Charlotte, Reina de Inglaterra, en su Palacio en Londres

Es imposible no sentirse transportado directamente a la época de la Regencia a través de estas maravillosas prendas. Con una elegancia digna de mención, los personajes de DaphnePenelope o la propia Charlotte, Reina de Inglaterra, nos presentan los looks más hermosos. Prendas elaboradas en un baile de lentejuelas, tejidos con relieve, perlas, elementos brillantes, y diamantes; símbolos de la opulencia clásica de la capital inglesa de antaño.

Los Bridgerton del siglo XXI vestirían de Guillermo Décimo

No cabe duda de que la marca del momento,  Guillermo Décimo, sería quien vestiría a Los Bridgerton si pasearan por las calles de Londres en el siglo XXI. Esta firma materializa de forma extraordinaria esos aires barrocos, rebosantes de fantasía y exceso, a través de su glamurosa y sofisticada propuesta, con una filosofía que se asemeja a la inspiración del vestuario de los personajes.

Daphne Bridgerton vestida de Guillermo Décimo sería la más elegante del siglo XXI

Daphne Bridgerton destaca con poco: sin necesidad de arriesgarse demasiado como otros de los personajes, resalta por su sobriedad elegante y por incorporar suaves brillos en sus vestidos. Ella es el epítome de “menos es más”, por lo que no nos cuesta imaginarla con prendas especiales con suficiente personalidad como para hacerla brillar por sí misma. De día, se atrevería con un maxi abrigo de “fake fur” en rojo, mientras que para eventos más señalados, como un baile en palacio o una velada de la mano de Lady Danbury, apostaría por un vestido púrpura palabra de honor y de corte sirena, sacando partido a un drapeado de tul y marcando su esbelta figura.

Guillermo Décimo vestiría a la Daphne Bridgerton de nuestra época, quien apostaría por piezas clave muy elegantes

La reina de la fiesta sería Penelope Featherington

Las hijas de Lady Featherington, especialmente la pequeña Penelope, resaltan como flores con sus vestidos en tonos vivos, llenos de color y con estampados que rozan el exceso, pero siempre llaman la atención. Aunque en el amor quizás no tenga mucha suerte, Penelope es capaz de deslumbrar con su personalidad jovial y sus alegres trajes. La indiscutible reina de la fiesta, la Penelope del siglo XXI, confiaría en Guillermo Décimo para conquistar a Colin Bridgerton, el protagonista de sus sueños. De día, se pondría un look de dos piezas compuesto por una chaqueta oversize y una falda dorada con grandes lentejuelas, mientras que de noche podría acaparar las miradas de su galán con un vestido de cola y escote corazón que combina tul rosa en el tronco con una falda negra a base de detalles transparentes y brillantes.

Penélope sería la reina de la fiesta del siglo XXI, y brillaría gracias a los diseños de Guillermo Décimo

La Reina Charlotte o cómo ser la Royal más estilosa 

Los Bridgerton del siglo XXI no serían los únicos que vestirían de Guillermo Décimo. No podemos olvidarnos de la reina de la opulencia y el lujo: la Reina Charlotte. Con unos peinados de infarto, joyas que invitan a soñar y los atuendos más despampanantes, sería lógico ver a la Royal más poderosa como portada de una revista. Para ella sería ideal un look rimbombante con el brillo como único protagonista. Para el día, nos la imaginamos con un traje en amarillo oro, combinado con una chaqueta entallada en gris, con mangas anchas, detalles en puntilla y lentejuelas (así como una corona, símbolo de su poder). Caída la noche, la Reina vestiría un total look de dos piezas confeccionado en lentejuela plata con detalles en forma de rosa, bordados a mano.

Chaqueta entallada en gris brillante con un traje amarillo oro debajo y conjunto en lentejuelas plata con rosas bordadas

Con estas propuestas de Guillermo Décimo, trasladar la costura clásica a nuestro día y fusionar dos siglos jamás fue tan sencillo. Dos conceptos que se unen, con una misma inspiración como origen, y definen la moda como una sola.

Si te interesa contenido similar a este, entra en https://www.looc.es y continúa leyendo sobre las últimas tendencias y actualizaciones.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Árnica: beneficios y uso cosmético corporal de una planta milenaria