Cómo cuidar el cabello según su textura: liso, ondulado, rizado o afro

Entender nuestro propio cabello es el primer paso hacia una rutina capilar efectiva y personalizada. Cada persona tiene un tipo de pelo único, influenciado por factores como la porosidad o la salud del cuero cabelludo. Conocer sus características específicas, sin duda te ayudará a elegir mejor los productos y tratamientos, ya se trate de rizos rebeldes, ondas suaves, mechones lisos o la locura a veces intratable de una melena afro.

La textura capilar es una de las características más notables y variadas entre personas. Se clasifica generalmente en cuatro categorías principales: liso (tipo 1), ondulado (tipo 2), rizado (tipo 3) y afro (tipo 4). Cada tipo posee atributos únicos que determinan cómo se comporta y reacciona a diferentes productos y estilos: “El cabello liso es naturalmente recto y no tiene ondulaciones ni rizos, tiende a ser muy suave y a reflejar más brillo, pero también es más propenso a engrasarse rápidamente debido a que el sebo del cuero cabelludo se reparte más fácilmente a lo largo de las hebras” – nos cuenta María García, responsable de experiencia de cliente de la firma sevillana de champús sin sulfatos Dalire.

Pelo Liso (Tipo 1), Pelo Ondulado (Tipo 2), Pelo Rizado (Tipo 3) y Pelo Afro (Tipo 4)

Si tu melena cae sin ninguna curva u ondulación desde la raíz hasta las puntas, sin duda tienes el pelo el liso, pero si la presenta aunque sea tipo “S”, hablaríamos de pelo ondulado, que puede ser con ondas suaves o definidas, mucho más si se encrespa con facilidad. Pelo rizado ya sería aquel con rizos definidos y más propenso al frizz, ya sean bucles sueltos o espirales más apretadas sin necesidad de herramientas de estilizado. Para analizar el cuarto tipo, el afro, basta con observar su forma de zigzag y rizos muy marcados, sin duda el más frágil de todos: “Posee una gran densidad y suele parecer más corto de lo que es debido a la retracción de los rizos, que se hace más visible cuando se moja. En cualquier caso, todos los tipos de cabello tienen sus propias necesidades y desafíos, desde mantener la hidratación en un pelo rizado como evitar el engrasamiento en uno liso” – aclara María García.

Cosmética capilar de las firmas SAHB Génesis, Dalire y Di Oleo

Consejos para el cuidado según el tipo de cabello

Liso: Mantén el equilibrio en la limpieza para evitar que se engrase demasiado rápidamente, optando por champús suaves. Utiliza acondicionadores ligeros que no apelmacen y aplica productos que añadan volumen si tu cabello liso tiende a ser fino y plano. 

Si además de liso, es extremadamente fino, desde David Künzle aconsejan capear para darle más cuerpo y por tanto volumen: Lo mejor es alternar capas cortas con otras más largas y así sucesivamente. Después irían las puntas, hay que sanearlas si las encontramos abiertas o dañadas. Lo siguiente, dar forma recta y cuadrada a la parte de abajo para conseguir un efecto de más cantidad”.

Ondulado: Hidrátalo regularmente con acondicionadores y mascarillas para definir mejor las ondas y controlar el frizz. Usa productos diseñados para realzar las ondas y evitar el encrespamiento. Evita también el uso excesivo de calor y productos de peinado pesados que puedan hacer que las ondas se caigan.

Rizado: Evita cepillar el cabello cuando esté seco. En su lugar, desenreda con los dedos o un peine de dientes anchos cuando esté mojado. Considera técnicas de secado al aire o con difusor para mantener la forma y la integridad de tus rizos. La hidratación es clave. Invierte en acondicionadores profundos, cremas y geles para rizospara conseguir una mayor definición. Desde la firma sevillana Dalire, recomiendan para su cuidado un champú nutritivo e hidratante sin sulfatos, sales, alcoholes o siliconas, una mascarilla hidratante, un gel o crema para definir los rizos y peinarlos, y un cepillo antienredos para después de la ducha: Ya sabemos que el pelo rizado es mejor peinarlo en mojado porque en seco romperá nuestros rizos y nos generará mucho frizz, pero también sabemos que el pelo mojado es cuando más débil está y más tiende a romperse, por lo que tengamos un poco de cuidado”.

Si optamos por un cambio de imagen y queremos abandonar nuestro rizos, también podemos elegir un alisado orgánico de última generación como los que realizan en Sonia Atanes Hair Beauty, siempre a partir del poder de las flores: Son alisados botánicos altamente efectivos y respetuosos con el medio ambiente, todos ellos inspirados en las propiedades de la orquídea, la magnolia o el lirio de Florencia, además de la ecomolécula Flower Tech. Para mantenerlos, sólo necesitas de un champú sin sulfatos, una mascarilla y un protector térmico, el tratamiento se mantendrá perfecto durante los siguientes 4-6 meses. Nosotras los recomendamos para cabellos naturales y con un rizo difícil, perfectos si buscamos un liso total y queremos olvidarnos definitivamente de planchas y secadores”.

Potion Curl de SAHB Génesis, serum disciplinante para definir y moldear rizos
Champú sólido natural de semillas de chía y lino de DI OLEO para cabello rizado
Método Curly by Dalire (gel para rizos, crema nutritiva y champú sin sulfatos nutritivo)

Afro: Prioriza la hidratación y la nutrición usando aceites y mantecas para mantener la humedad y proteger el cabello. Adopta técnicas de peinado que minimicen la manipulación y la tensión en el cabello, como estilos protectores. Sé amable al desenredar para evitar la rotura.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Siete descuentazos en cosmética y complementos para bebé, en este Black Friday