Coloración capilar con plantas ayurvédicas: beneficios y propiedades

Cada vez está más extendida la coloración de nuestro cabello a partir de plantas, una técnica 100% vegetal que solo contiene agua y plantas trituradas a modo de barros, algunos también provenientes de raíces y frutas que actúan a nivel cuticular creando una película que se adhiere a la queratina del cabello como un barniz. La gran mayoría son ayurvédicas y provienen de la India, Pakistán u otros países del Oriente Medio. Un experto biocolorista que trabaja esta disciplina es Ismael De Felipe, que nos cuenta los beneficios que para nuestro cabello, tendría esta opción mucho más natural y respetuosa con el medio ambiente. www.ismaeldefelipe.com

Los barros a base de plantas y raíces para dar color a nuestro cabello, es una técnica natural que cada semana solicita un mayor número de mujeres en los salones de peluquería, con un resultado bastante notable y evidente en cabellos blancos y claritos, consiguiendo una total cobertura de las canas incluso de manera permanente: “Nosotros utilizamos hasta catorce plantas pigmentarias variando los tiempos de exposición, temperatura y diferentes técnicas como la doble fase, logrando un abánico inmenso de posibilidades para poder adaptarlo y personalizar cada color. Las principales plantas que trabajamos son la cassia, la lawsonia o alheña, el indigo y la amla, junto a otras ayurvédicas como el neem o el brahmi, cuyas propiedades hacen que la mezcla sea perfecta para tratar los problemas del cuero cabelludo como la caspa, el exceso de grasa o la caída, pero también del propio cabello, aportando muchísimo brillo y dándole igualmente más volumen” – nos explica Ismael De Felipe, que tiene su salón (Ismael De Felipe Peluqueros) en el barrio de Salamanca en Madrid (Calle Padilla, 74).
Principales plantas y beneficios que veremos en nuestro cabello
CASSIA – Con propiedades similares a la henna, ayuda a fortalecer el cabello y además le aporta nutrientes, vitaminas y minerales. Su estructura es parecida a la queratina, cuyas hojas se trituran al 100% sirviéndonos además de acondicionador natural.
LAWSONIA – Interviene en cabellos deshidratados y dañados. Más conocida en España como alheña, ya era utilizada en décadas pasadas, al igual que en países como India, Pakistán o gran parte de Oriente Medio y África del Norte, para teñir el cabello gracias al polvo resultante de sus flores blancas y pequeñas pero con un olor muy profundo.
NEEM – Su polvo, muy utilizado en la India, actúa sobre el cabello en forma de barro para dar mayor volumen al cabello pero también como fortalecedor. Igualmente, tiene propiedades curativas para el cuero cabelludo, además de higiénicas.
INDIGO – De sus pigmentos obtenemos un color intenso negro con propiedades nutritivas para el cabello, totalmente natural y vegano que contrarresta los tonos anaranjados, amarillentos y blanquecinos. También, matiza el color aportándole uniformidad y protegiendo la fibra capilar.
AMLA – Rico en antioxidantes y vitamina C, ayuda a fortalecer el cabello y a darle una mayor vitalidad. Su polvo combate además la aparición de canas.
BRAHMI – Activa y potencia el crecimiento capilar, si bien ayuda igualmente con problemas de caspa y hace que la melanina natural se potencie. Es estupenda para el cabello más frágil y para reparar puntas abiertas.

Ismael De Felipe

Dirección: Calle Padilla, 74 (28006. Madrid) 

Teléfono: 91 402 18 80
Horario: L de 11 a 19,30h. M-V de 10 a 19,30. S de 10 a 15h. D cerra

www.ismaeldefelipe.com

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Tita de Buenos Aires comienza en Alemania su aventura europea