Cicatrices por acné: diferentes tipos y cómo eliminarlas 

Seamos realistas, el acné no es algo fácil de tratar y sus cicatrices pueden acompañarnos toda la vida. Las investigaciones demuestran que los protocolos más eficaces incluyen múltiples modalidades complementarias. Desde la firma sevillana Nezeni Cosmetics, con productos destinados a acabar de una vez por todas con las manchas y heridas que ocasiona el acné, nos cuentan cómo hacerlo y qué ingredientes son los más idóneos para tratar este problema. www.nezeni.com

Las cicatrices por acné son el resultado de la inflamación de las imperfecciones de la piel acneica. Cuando los poros se obstruyen y se hinchan por la acumulación de sebo, células muertas, suciedad y bacterias, pueden romperse sus paredes, tanto en la superficie como en la dermis. La piel entra entonces en modo de reparación produciendo nuevas fibras de colágeno, pero por desgracia, estas no suelen ser tan lisas y uniformes como las de la piel original, por lo que sobresalen y son más evidentes. Además, estas nuevas fibras suelen ser más rígidas y por tanto, difíciles de desprender: Se calcula que el 95% de los pacientes con acné vulgar desarrollan algún tipo de cicatriz. El aspecto del tejido cicatricial resultante puede variar bastante y cada persona puede presentar varios tipos en la piel, incluso en la misma zona. Tampoco se sabe qué tipo de cicatriz puede desarrollar una persona. Cada dermis cicatriza de forma diferente y es propensa a desarrollar distintos tipos. Una persona puede no tener cicatrices, mientras que otra tiene cicatrices severas por una gravedad similar de acné” – nos cuenta Esperanza Sáenz, responsable de imagen de la firma Nezeni Cosmetics.

Tipos de cicatrices de acné y cómo eliminarlas

Picahielo (Ice pick): Las cicatrices en forma de picahielo son una forma de cicatriz atrófica. Esto quiere decir que presentan una forma hundida en vez de elevada, parecen pequeños agujeros estrechos en la piel y con una caída pronunciada (reciben el nombre de “picahielo” porque tienen el aspecto de haber usado un picahielo en la piel). También son muy profundas, a menudo se hunden en los niveles inferiores de la dermis y suelen formarse por acné quístico, o acné que se forma en los niveles inferiores de la piel. Se pueden tratar, aunque es increíblemente difícil, con tratamientos típicos sugeridos que van desde el relleno al láser fraccional, la exfoliación química, la escisión en sacabocados o una forma de cirugía que recorta el tejido cicatricial y vuelve a coser la piel. Debido a la profundidad de las cicatrices, los cosméticos tópicos y los remedios naturales no pueden eliminarlas, pero pueden mejorar el aspecto general de la piel. Los activos más potentes, como los retinoides, pueden ayudarte ya que aceleran la renovación celular.
Cicatrices “en furgón” (Boxcar scars): Tienen el aspecto de pequeñas fosas ovaladas, circulares, rectangulares o cuadradas. Suelen tener una caída pronunciada que desemboca en una cicatriz en forma de U. A diferencia de las picahielo, son más anchas y no suelen penetrar profundamente en la dermis. Al ser más superficiales, también son más fáciles de tratar. Responden bien a la terapia láser fraccionada, un tratamiento en consulta en el que un dermatólogo elimina capas de la piel con un láser especial. Otros tratamientos son el microneedling profesional o los peelings químicos como el glicólico. En cuanto a los tratamientos caseros, considera los ácidos naturales propios. Los peelings con alfahidroxiácidos o betahidroxiácidos pueden ayudar a exfoliar la capa superior de la piel.
Cicatrices onduladas (Rolling scars): Se caracterizan por una piel ondulada, resultado de un acné crónico de larga duración, ya que la inflamación y los traumatismos repetidos de la piel crean un tejido cicatricial irregular. En muchos casos, el aspecto es superficial y tal vez poco perceptible. Sin embargo, con el tiempo tiende a exacerbarse a medida que la piel empieza a descolgarse de forma natural. Los estudios han demostrado que las cicatrices onduladas responden bien al microneedling, un tratamiento en el que un médico hace rodar un dispositivo (similar al Dermapen o Dermaroller) sobre el rostro creando pequeñas lesiones para estimular la producción de colágeno. En casa, puedes usar un serum o crema de ácido glicólico o láctico por la noche, ya que eliminan suavemente las capas superficiales de la piel y fomentan la producción de colágeno para ayudar a alisar la piel irregular. Y como remedio casero, la rosa mosqueta.
Hipo o hiperpigmentación: No son técnicamente una cicatriz como las anteriores, pero suelen incluirse en este grupo cuando se habla de acné. Pueden ser maculares o una forma más leve. Se trata de manchas superficiales en las que el pigmento de la piel se altera debido a la inflamación. Cuando la piel está inflamada, puede desencadenar o detener la producción de pigmento. En tonos de tez pálidos, la hiperpigmentación suele tener un aspecto rojo o rosado, mientras que los tonos de piel más oscuros suelen tener un aspecto marrón o negro. 

 

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Baby Kit para mamás primerizas