Oporto o como dicen los portugueses Porto, es conocida por la belleza de sus calles, la imponencia e innovación de sus puentes que cruzan el río Duero, de distintas épocas y de distintos estilos arquitectónicos. Una ciudad de contrastes, con un precioso patrimonio histórico que en los últimos ha sido sometida a una amplia modernización. Una deliciosa gastronomía que junto a las bodegas más importantes del país hacen de Oporto una ciudad de visita obligada.

El encanto de sus calles

Un paseo por su historia, sus calles empedradas de aire decadente te transportan a otra época. Una ciudad compuesta por calles estrechas y empinadas y salpicada de monumentos y pequeñas iglesias. La zona antigua es una de las zonas con más encanto de la ciudad. Recomendamos que te pierdas por sus calles.

El barrio de las galerías de arte y el diseño

La Rua de Miguel Bombarda ofrece múltiples opciones que van de las artes pictóricas y escultóricas tradicionales, pasando por las tiendas de ropa de diseño -alternativos y jóvenes- la joyería, e incluso restaurantes y hostales donde el tema principal es el arte.

Cada cierto tiempo hacen una inauguración de las Galerías. En estas inauguraciones suele haber música y muchas actividades para el público: la calle se cierra para los peatones y es una especie de fiesta de la ciudad.

Algunas de las Galerías de la Rua Miguel Bombarda son la Galería Fernando Santos, Galería Aparte, Arthobler Gallery, Galería Nuno Centeno, Galería Presença, Galería Quadrado Azul.

Iglesias y edificios con historia

La Torre de los Clérigos, hermoso campanario que se ha convertido en el monumento más conocido de Oporto y que es un símbolo de la ciudad. Sus vistas son increíbles, domina los numerosos escalones que te llevan a la cima.
Iglesia de San Francisco, la iglesia gótica más destacado de la ciudad, está junto al Palacio de la Bolsa.

La Sé o Catedral de Oporto) sede episcopal de Portugal. Está ubicada en el centro histórico de la ciudad, en la parte alta del Barrio de Batalha, en la zona que en la guía denominamos como Barrio de la Sé.

Los puentes sobre el Duero

Ponte Maria Pia, este puente representa la primera gran obra de la empresa de Gustave Eiffel construida entre 1876 y 1877.

Puente de D. Luis I, el puente más emblemático, Las 3.000 toneladas de hierro de este emblemático puente, inaugurado en 1886, fueron proyectadas por el ingeniero Teófilo Seyrig, alumno de Gustavo Eiffel. Sobre esta construcción, circula el Metro de Oporto, y las bases, donde apoyan los extremos de su arco, están unidas por otro carril que comunica las dos orillas.

Ponte São João, se trata de una estructura en pórtico con tres aperturas apoyados en dos pilares que nacen del rio. Firmado por Edgar Cardoso. se construyó como sustituto del antiguo Ponte Maria Pia y se inauguró en 1991.

Ponte da Arrábida, esta obra se llevó a cabo entre 1957 y 1963 bajo las directrices del profesor Edgar Cardoso, al igual que el puente de São João. Durante un tiempo tuvo el récord mundial para puentes construidos en arco de ormigón armado. Es el más occidental de los puentes que comunican Oporto con Vila Nova de Gaia.

La Playa

Las playas de Oporto son las que están en la zona de la Foz. Tienen un precioso paseo marítimo que vale la pena visitar con muchos cafés y restaurantes con terraza hacia el mar, está junto a la Avenida de Brasil.

La nueva arquitectura

La Casa da Música en Oporto es una joya de la arquitectura moderna europea donde se realizan conciertos y eventos durante todo el año. Inaugurada en 2006 el diseño es obra del arquitecto holandés Rem Koolhaas. La belleza de este edificio no radica sólo en su forma invertida, sino en la capacidad de adaptación del edificio para un sin fin de actividades.

La sede de Vodafone, un edificio desigual con una fachada cubierta de líneas inclinadas y planos con diferentes ángulos, de aire geométrico, que son los que proporcionan el efecto de movimiento.

La Facultad de Arquitectura de Álvaro Siza.

Sus restaurantes, vinos y gastronomía

Oporto es una ciudad con una gastronomía muy variada que permite degustar una gran cantidad de sabores típicos de Portugal. Hay restaurantes para todos los gustos y presupuestos; algunos lugares ofrecen el plato del día a precios muy baratos mientras que los restaurantes de mayor categoría ofrecen menús más elaborados.

El plato estrella es el bacalao preparado de diferentes formas, otro de los platos típicos son las «Tripas a moda do Porto», similares a una fabada con callos. Las «francesinhas» son una especie de sándwich de jamón, queso, salchicha fresca, filete de ternera, huevo y otros ingredientes. Otro de los platos que más se pueden encontrar son las sopas, tanto de verduras como de pescado. La repostería también de una calidad muy alta, uno de los postres que merece la pena probar son las natas, unos pastelitos de crema hecha a base de nata que recuerdan mucho a los famosos pastéis de Belém, típicos de Lisboa.

El vino de Oporto junto al vino blanco son el acompañamiento perfecto a la gastronomía lusa.

Los nuevos barrios emergentes

Boavista es el barrio más moderno, con bastante movimiento. Casi la mayoría de su extensión está repleta de edificios de oficinas y edificios turísticos como hoteles, restaurantes y comercios. Plaza de Mouzinho de Albuquerque o la Fundación Serralves, sede del Museo de Arte Contemporáneo.

Los contrastes

Oporto es todo contrastes, entre nuevo y viaje, palacios restaurados y viviendas abandonadas, estudiantes y ancianos, vendedores ambulantes y majestuosas tiendas de diseño, cabinas inglesas y fachadas parisinas pero todo está perfectamente conectado que le aporta un toque mágico a la ciudad.