vitamina-c-verano

Vitamina C en verano: Esto es todo lo que debes saber

La vitamina C se ha convertido en un aliado indispensable en las rutinas del cuidado de la piel para casi cualquier tipo de tez. Con la llegada del verano y el aumento de la radiación solar responsable de factores como el envejecimiento de la piel o la aparición de manchas, son muchas las cuestiones que surgen sobre su uso. El farmacéutico Eduardo Senante nos da las claves del uso de la vitamina C en verano para poder seguir presumiendo de una piel sana y de lo más glowy.

La vitamina C es uno de los activos antioxidantes con más eficacia en la piel. Además, es uno de los más potentes para luchar contra los radicales libres e iluminar la piel, aparte de tener un gran efecto antimanchas, ya que inhibe la actividad de la tirosinasa. También es clave en la creación de colágeno, protegiendo así a la piel del envejecimiento prematuro de una forma global. Por eso, DS Laboratories®, experto en regeneración capilar y dermatología cosmética, presenta dos aliados perfectos para cuidar la piel, tanto en verano como tras él: Pure Vitamin C Boosterel sérum con la mayor concentración de vitamina C (25% ácido L-Ascórbico Etilado + 10% Tetrahexildecil Ascorbato) y Advanced CBD Antioxidant , un innovador sérum que contiene una combinación de vitamina C pura al 15% (ácido L-Ascórbico), ácido ferúlico y acetil octapéptido para mejorar la protección contra el daño ambiental, causado por los radicales libres.




 La vitamina C es el activo antioxidante por excelencia. ¿En qué momentos del año se puede utilizar?


Se puede y se recomienda utilizar durante todo el año puesto que, al tratarse de uno de los antioxidantes faciales más efectivos, su acción inactiva los radicales libres producidos por factores medioambientales, como por ejemplo la radiación ultravioleta y la contaminación, que son los responsables de numerosos signos de fotoenvejecimiento. Además, la vitamina C no sólo aporta luminosidad, que es su función más conocida, sino que estimula la síntesis del colágeno y la elastina, responsables de la firmeza de la piel.

Otro de los beneficios reconocidos de la vitamina C es que es inhibidora de la enzima tirosinasa, que participa en el proceso de pigmentación de nuestra piel, y por esto, es un activo ideal para prevenir la aparición de las temidas manchas por la acción del sol.

¿Por qué es necesario incluir en la rutina facial un tratamiento de vitamina C en verano?

Precisamente porque durante los meses estivales la radiación ultravioleta está en su pico más alto y la vitamina C neutraliza los daños, ayudando a la reparación de la piel. Una rutina con vitamina C fortalece la piel y reduce los efectos negativos del sol.

Por supuesto, que combata el daño solar no significa que proteja la piel de la incidencia de los rayos UV, por lo que es fundamental utilizar siempre un protector solar de amplio espectro que evite que los rayos de sol dañen la piel.

El uso diario de un sérum con vitamina C y de un protector solar de amplio espectro es conocido como “sistema de doble defensa” y se considera el mejor escudo frente al envejecimiento cutáneo provocado por los “malditos” radicales libres. El protector solar inactiva ya parte de estos radicales libres y el sérum antioxidante de vitamina C contribuye a una mayor neutralización de los mismos, consiguiendo así que un menor número de radicales libres lleguen a impactar en nuestra piel, evitando así el envejecimiento prematuro de la misma.

¿Cuál sería el momento ideal para incluirlo en la rutina de belleza y con qué frecuencia puede o debe utilizarse?

Generalmente se recomienda utilizar la vitamina C a diario, preferentemente por las mañanas que es cuando tenemos por delante la mayor exposición a los factores externos como el sol, la contaminación o el aire libre. También es estupendo por la noche, ya que contribuye a renovar la reserva antioxidante de la piel pero, al tener un poder de protección antioxidante ante los temidos radicales libres, es más recomendable su uso durante el día. Además, un beneficio añadido es el aporte de luminosidad si lo usamos durante las horas diurnas.

¿Cómo elegir la mejor vitamina C para el rostro?

Consideramos que una vitamina C es buena cuando está formulada como ácido L-ascórbico y no como derivados de este. En formato sérum conseguiremos además una mayor penetración del producto.

Tal es el caso de Pure Vitamin C Booster y Advanced CBD Antioxidant, de DS Laboratories®.

Pure Vitamin C Booster se trata de un sérum perfeccionador e iluminador con la mayor concentración de vitamina C en la farmacia (25% ácido L-Ascórbico Etilado + 10% Tetrahexildecil Ascorbato). El ácido ascórbico etilado es una forma de vitamina C estable y menos irritante.

5- ¿A qué edad es recomendable empezar a utilizarla?

Aproximadamente alrededor de los 30 años, ya que es el momento en el que se empieza a reducir la síntesis de colágeno y elastina y se nota más la pérdida de luminosidad. Sin duda es un básico de cualquier rutina porque, además de observar efectos más inmediatos como la luminosidad, se consigue prevenir la formación de manchas, la flacidez, la aparición de arrugas y retrasar el envejecimiento.

¿Con qué activos no se debe combinar?

En el caso de utilizar retinoides o ácidos exfoliantes no es recomendable usarlos al mismo tiempo. En ese caso lo ideal es utilizar la vitamina C por la mañana y retinol, AHAs (ácido glicólico, etc.) por la noche.

Existe la creencia de que la vitamina C no se puede combinar con la niacinamida, puesto que ello podría ser potencialmente irritante pero, hoy en día, con las formulaciones actuales de la vitamina C, esto ya no ocurre. De hecho, podemos encontrar en el mercado cada vez más cosméticos que incluyen en su misma fórmula ambos antioxidantes. Otro mito es que no se puede utilizar la Vitamina C en verano porque provoca manchas, y esto es totalmente falso. Es cierto que hace años, con las formulaciones inestables de la vitamina C presentes en el mercado, en algunos casos lo que ocurría es que se oxidaba sobre la superficie de la piel dando lugar a manchas (que luego por el proceso natural de exfoliación desaparecían) pero hoy en día, con las formulaciones presentes en el mercado, dicha oxidación en superficie no se produce así que ¡sí a utilizar sérum con vitamina C en verano! y ¡sí al sistema de doble defensa diario de “vitamina C + SPF”!

Así pues, en verano recomiendo utilizar el sérum de vitamina C durante el día, y por la noche apostar por activos hidratantes que hidraten, nutran y ayuden a la reparación de la piel como el ácido hialurónico.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
The Organic Spa: relax tailandés en pleno Barrio de Salamanca