Todo sobre la piel mixta: qué es y cómo tratarla

La piel mixta es una combinación de zonas secas y grasas en el rostro que suele darse en la zona T, es decir, frente, nariz y barbilla (parte grasa) y mejillas, mandíbula y a lo largo de la línea del cabello (parte seca). Por eso, su cuidado es un acto de equilibrio en el que encontrar el punto medio perfecto entre penetrar en los poros para desobstruir la grasa, y calmar las zonas más secas. Para tratarla, la protección solar también es imprescindible, sobre todo si incorporas ácidos a tu rutina. Esperanza Sáenz, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics, nos cuenta como lidiar con este tipo de cutis híbrido no siempre tan fácil de identificar. www.nezeni.com

La edad, las fluctuaciones hormonales o la genética son algunas de las principales causas por las que tenemos la piel mixta. El entorno también influye, ya que el clima seco del verano puede eliminar la hidratación de ciertas zonas, mientras que las temperaturas húmedas pueden aumentar la sudoración y la grasa en la zona T. Una de las principales formas de agravar los problemas de la piel mixta es utilizar productos que contengan ingredientes agresivos, o irritantes que resecarán algunas zonas del rostro y estimularán la producción de grasa en otras (especialmente alrededor de la nariz) que ya eran grasas.

La clave para cuidar esta dermis mixta es tratar simultáneamente las zonas grasas y secas: “En primer lugar, necesitamos productos equilibrantes que penetren en los poros y eliminen el exceso de grasa donde abunde, aunque nada demasiado agresivo para no resecar las zonas secas. Debemos buscar el equilibrio y combinar los ingredientes adecuados. Una buena opción sería lavarnos la cara con un gel limpiador suave pero eficaz, todos los días, así eliminaremos las impurezas, los restos de suciedad y el maquillaje sin dejar la cara seca, tirante o grasa” – nos cuenta Esperanza Sáenz, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics.

Si necesitas un poco más de limpieza, puedes utilizar primero un aceite limpiador emoliente para disolver el maquillaje y un protector solar seguido de un limpiador hidrosoluble para eliminar todos los restos: También podemos usar una mascarilla de arcilla para atraer y atrapar el exceso de grasa en la epidermis y dentro del poro, o un tónico hidratante, calmante y no irritante que tenga gran cantidad de ingredientes regeneradores y antioxidantes”.

¿Qué ingredientes debemos buscar?

Desde Nezeni Cosmetics, Esperanza Sáenz recomienda exfoliantes como los ácidos glicólico y láctico, pero también calmantes como el aloe vera, las ceramidas o el ácido hialurónico: Otro ingrediente a tener en cuenta es la niacinamida, ya que equilibra la grasa sin dañar la barrera cutánea, por lo que regula el sebo y mejora la hidratación al mismo tiempo. En otras palabras, todo un aliado para las pieles mixtas”. 

Lo ideal es utilizar fórmulas que absorban la grasa o de acabado mate para las zonas grasas, y productos más emolientes para las zonas secas. Para las áreas grasas, mejor fórmulas más ligeras como productos con textura gel, loción fina o líquido: “Este tipo de texturas se distribuyen bien por capas, por lo que se pueden utilizar en todo el rostro. Después, sólo tendrás que añadir un aceite facial emoliente, un serum o una crema hidratante en las áreas secas, incluido el contorno de los ojos”. A la hora de maquillarnos, son preferibles los productos cremosos y sedosos en las zonas más secas, y polvos fijadores en las propensas a los brillos. Por supuesto, deben usarse productos no comedogénicos en todas las áreas para minimizar los brotes de acné en las zonas propensas a obstruir los poros.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
La belleza honesta de Paula’s Choice aterriza en España