Siete cortes bob para un cambio de look este mes de junio

El  corte bob es todo un clásico con múltiples versiones, elegido por muchas mujeres sobre todo ahora, a pocas semanas de entrar el verano. David Lesur, director de formación de los salones David Künzle, nos sugiere siete de ellos: el fake, el blunt, el airy, el italian, el beveled, el wob, el nape y el layered. www.davidkunzle.com

1/ Fake

El falso bob es un peinado sumamente cómodo que no requiere excesivo trabajo y es sinónimo de elegancia, glamour y sofisticación. Le podemos dar un aspecto “sucio” para un evento informal o tipo short bob con volumen para una fiesta nocturna, ahora que empieza la temporada de terrazas: Se trata de un falso carré perfecto para un cambio de look puntual, sin necesidad de cortar el cabello ni pasar largas horas frente al espejo. Queda mejor sobre el cabello ondulado y capeado, las ondas pueden hacerse con plancha o tenacillas, y debe fijarse con laca. A la hora de realizarlo, conviene apartar el pelo de la parte superior para poder cardar el de la inferior trasera, recogiéndolo en un moño suelto pero bien sujeto, que será la base para las mechas superiores que dejaremos caer en pequeñas secciones.

2/ Blunt

Se adapta muy bien a como tengamos el pelo, es fácil de llevar y peinar sin perder mucho tiempo. Favorece todo tipo de rostros y también cabellos, desde finos a gruesos, lisos o rizados. Es el carré de siempre pero 2cm por debajo de la mandíbula, sin capas y con las puntas desfiladas. Más que un corte francés, es parisino: “Elegante, cómodo y versátil como pocos, podemos transformarlo con un toque grunge y desenfadado o bien optar por algo más glamuroso y sofisticado. Es perfecto para afilar una cara ovalada pero también para mujeres de rasgos más marcados y duros si lo dejas más largo. Es ultrafemenino y resalta el cuello notablemente”.

3/ Beveled

Es un corte con base cuadrada que va de corto a largo, es decir, biselado: La parte más corta va desde donde empieza la nuca, alargándose ligeramente a medida que llega hacia la parte delantera. Es un corte que se volvió a popularizar en los años 90. Puede ser con o sin flequillo”.

4/ Layered

Otra versión del corte beveled pero con capas y más desestructurado: “Es una tendencia inspirada en los años 30 y la estética Louise Brooks, la verdadera pionera entre las celebrities del corte bob. Favorece mucho a las caras finas y ovaladas pero no lo aconsejo tanto en un rostro muy redondo o de cuello ancho”.

5/ Italian

Estilizado y con un ligero toque casual, es un bob rejuvenecedor por su aspecto natural, llegando más o menos hasta los labios con una altura de corte perfecta, base recta y capas ligeramente texturizadas para crear dimensión, movimiento y un look irresistible: Se mantiene y maneja fácilmente ya que está diseñado para darle un toque de styling y dejar secar al aire.Perfecto para el día a día, también lo es para lucir un vestido de alta costura, mejor en rostros ovalados y/o angulosos”.

6/ Nape

Rápido de peinar, este corte consigue alargar visualmente el cuello. Sienta bien en todas las texturas, sobre todo en caras ovaladas y alargadas porque las compensa visualmente. Eso sí, peinado de lado o dejando flequillo. Aporta dinamismo al pelo liso y genera también movimiento y volumen. Se realiza al cortar a la altura del nacimiento capilar en la nuca, trabajando un triángulo interior y consiguiendo así que el cabello se levante un poco en la parte trasera. Después, se corta el pelo con una ligera inclinación desde la nuca hasta la altura de la barbilla: Si optas por un acabado liso, se puede pasar la plancha siempre utilizando protector térmico y finalizar con un toque de laca para fijar el peinado sin apelmazar. Si por el contrario optamos por un acabado más ondulado o natural, podemos aplicar algún gel o crema moldeadora y secar al aire o con el difusor”.

7/ Wob

Fusión del wavy y el bob, es un peinado ideal para cabellos finos que nunca debe sobrepasar la altura de los hombros. Destaca por unos bucles bien marcados de aspecto desenfadado y natural, buscando siempre la asimetría. Nunca debe sobrepasar la altura de los hombros, siempre con distintos largos como por ejemplo a la altura de la barbilla (midi). Favorece sobre todo a mujeres de rostro ovalado y alargado que necesitan volumen en los laterales desde el mentón hasta la barbilla. Si bien no debe pasar más allá de los hombros, en la parte de atrás sí admite variaciones hasta el mismo nacimiento del pelo: Es el clásico easy way con raya en el medio y un efecto natural para una imagen ultrafemenina y llena de sensualidad. La raya a un lado, también es una opción a valorar si crees que te queda mejor. Para las que prefieren conservar el largo de la melena, lo mejor son las ondas ultrasuaves con una melena casi entera pero con un contorno ovalado para crear movimiento, y también con unas capas largas para aportar volumen”. 

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
María Pombo abre el baúl de los recuerdos y rescata el accesorio que ya utilizabas cuando eras adolescente