El cardamomo en repostería: ¿Conoces los bollos suecos? 

En Suecia, de donde provienen, les llaman kardemummabullar (literalmente, bollos de cardamomo) y son muy valorados y consumidos en todos los países nórdicos. Se elaboran con masa cortada en tiras y luego trenzada, añadiendo azúcar, leche, mantequilla y claro está, cardamomo molido. Esta especia originaria de la India (de allí son las galletas Nan Kathai) es muy utilizada también en Finlandia, donde preparan los pulla, unos brioche parecidos a los bollos suecos pero sin trenzar las tiras de la masa. En Madrid, en las panaderías y pastelerías Vanille Bakery Lab, puedes encontrar los bollos suecos también con limón, para endulzar tus desayunos o meriendas. www.vanille.es

Conocemos el uso del cardamomo en la gastronomía de India, Sri Lanka, Malasia o Indonesia, pero lo que quizás muchas personas no sepan es que también juega un papel relevante en la pastelería escandinava, con claros ejemplos en países como Suecia, Noruega o Finlandia. Es una especia con demostradas propiedades carminativas, antisépticas y antifúngicas que además forma parte de la receta original que conocemos del curry.

Concretamente en Suecia, los bollos de cardamomo o kardemummabullar son muy conocidos sobre todo durante la fika (algo así como la hora del café o del té que practican los ingleses) y se suelen tomar con infusiones, chocolate o café, muchos de ellos elaborados también con canela. Hablamos de unos bollos trenzados en forma de nudos o espirales con tiras de una masa preparada a base de leche fresca, mantequilla, sal, harina de trigo y azúcar, un dulce que prácticamente podemos ver ya por todo el mundo, no es difícil encontrarlos en las pastelerías de Nueva York junto a los cinnamon rolls, ni tampoco en Madrid, como los que elaboran en el obrador de Vanille Bakery Lab con una particularidad que los diferencia: tienen un suave sabor a limón.

Otras piezas de repostería con cardamomo

El cardamomo lo encontramos también en los clásicos apple pie americanos e incluso en infinidad de bizcochos o acompañando un chai latte, siendo un ingrediente básico en las siguientes piezas de respostería tradicional:

Semlor (Suecia): Como hemos dicho, el cardamomo es muy utilizado en la repostería sueca, y en su versión aromatizada, forma parte de los llamados semlor, unos bollitos rellenos de nata montada o de mazapán, que son tradición en época de cuaresma. Son muy tiernos y blandos al tacto, parecidos a los brioches.

Pulla (Finlandia): Son típicos de la Navidad finesa y tienen forma alargada, elaborados con casi todos los ingredientes de los bollos suecos de cardamomo, a los que sumar tal vez uvas pasas o para decorar, almendras laminadas. Conocido también como “pan dulce finés”, es indispensable en los desayunos para untar en ellos mermelada o crema de chocolate.

+ INFO: Vanille Bakery Lab / Calle Donoso Cortés, 8 (Madrid).                                                                                             

Vanille Bakery Lab & Café / Calle Santa Engracia, 143 (Madrid). T. 914 45 56 13 – Web: www.vanille.es

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Las peluquerías se abren cada vez más al mundo de la estética