Cómo proteger del sol tanto la piel como nuestro cabello en verano

Mantener la piel hidratada constantemente, mientras la proteges de los efectos nocivos del sol, es primordial con estas temperaturas que empezamos a tener y las que vendrán en julio y agosto. Especialmente si te bronceas, es recomendable establecer una rutina diaria para su cuidado, al igual que debemos hacer con el cabello, que tiende a estropearse por el cloro de las piscinas o a quemarse si no lo tratamos como merece. Por ello, tres expertos como Patricia Rúa de la firma Nezeni Cosmetics, Concepción Pérez, naturópata y asesora de belleza de Oyuna y David Lesur, director de formación de los salones David Künzle, nos dan las claves para saber como actuar en todos los casos.

Pasado el verano y debido a los efectos del sol, el viento, el mar o la piscina, es cuando nos damos cuenta de que el cabello se ha dañado y debemos actuar: Si tendemos a proteger la piel, no sé por qué debemos olvidar un aspecto tan importante como es el cabello, que se debilita, se vuelve seco y quebradizo y hasta el color se desgasta con rapidez, apareciendo reflejos rojizos, anaranjados en el caso de las morenas, o verdoso por el cloro y amarillos debido al sol, en el de las rubias” – explica David Lesur (David Künzle). www.davidkunzle.com

Nosotros no lo apreciamos pero los rayos solares o ultravioleta juegan un papel primordial en nuestro bronceado veraniego e incluso para todo el año, ya que pueden dañar seriamente nuestro ADN y provocar distintas afecciones o enfermedades no sólo cutáneas. Patricia Rúa, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics, señala la importancia de conocer estas diferencias y de una correcta exposición solar, nunca excesiva y por supuesto, evitando las horas más calurosas del día en esta época del año, generalmente entre las 12h y 17h: Los rayos UVA pueden provocar rojeces en la piel, manchas, arrugas, envejecimiento de la misma y también pérdida de elasticidad e hidratación, actuando de la misma manera durante todos los meses, incluso en aquellos días en los que está nublado”. www.nezeni.com

Hidratación por medio de la cosmética

Con las altas temperaturas, la piel sufre mayor deshidratación y por tanto, requiere de más cuidados para protegerla: “Es verdaderamente importante mantener la hidratación de nuestra piel, aunque tengamos que recurrir a texturas más fluidas y cremas más ligeras, que se absorban con mayor facilidad y no provoquen un exceso de grasa en la piel – nos cuenta Concepción Pérez, naturópata y asesora de belleza de la firma italiana Oyuna, que subraya la importancia de realizarse exfoliaciones o peelings tanto faciales como corporales: Es lo mejor para eliminar todas las células muertas de la piel y conseguir un resultado mucho más uniforme a la hora de broncearnos. Hablando de bronceado, lo más importante para el verano es la protección facial. Ya sea corporal, facial, factor 30 o factor 50+, nunca debemos olvidar que hay que proteger nuestra piel de los rayos UVA y UVB, para no lamentarnos más adelante de los daños que nos haya podido causar el sol como las famosas manchas en la cara. Desde una BB Cream con un factor de protección 15 hasta un protector solar con el más alto SPF, son los mejores aliados de nuestra piel en verano”. www.oyunacosmeticos.es

Plan de choque capilar

Por supuesto, lo ideal sería cuidar el cabello antes y después del verano, pero no muchas lo hacemos, aunque nunca es demasiado tarde para empezar. Desde David Künzle sugieren tras las vacaciones un plan de choque a seguir paso a paso: 

  1. Acudir a la peluquería para cortar las puntas abiertas
  2. Corregir los tonos no deseados, con colores suaves sin amoniaco… los tonos sobre tono son ideales para volver a pigmentar.       
  3. Tratamientos intensos, como el Sugar Shine System de Matrix para recuperar el brillo en cabellos naturales, la Biocauterizacion de Keratine Dose para eliminar friso o el Repair Inside para los cabellos más dañados, que necesiten de una hidratación  intensa. Todos estos tratamientos conviene hacérselos en salón, pese a que los productos puedan comprarse aisladamente, y luego en casa, adoptar una rutina de cuidado con ellos, especialmente champús y mascarillas de medios a puntas: Se recomiendan también aceites o cremas sin aclarado antes de secar o dejar secar al aire libre. Si es posible, hacer un cataplasma mezclando aceite y mascarilla sobre el cabello sin lavar antes, dejar toda la noche durmiendo con una Charlotte o envuelto en un film plástico, no es lo más sexy  ni lo más confortable, pero el resultado os impresionará. Aconsejo durante esa fase de recuperación no usar productos que lleven silicona o alcohol – aclara Lesur.

Nos interesa la cultura, la buena gastronomía, la vida de #Madrid y planear buenos momentos.

La clave es compartir.

 

Escríbenos a:

redaccion@looc.es

 

Redacción:

Calle Toledo 54, 1º Ext Dcha

28005-Madrid

Más artículos
Mascarillas capilares… ¿Por qué usarlas también en verano?