Exótico, colonial, mestizo, cálido, decadente… Así es Madame Butterfly, el restaurante oriental de moda en Chamberí que está siendo una revelación y que tiene absolutamente todo para seducirte, mezclando Indochina con Japón pero también Laos o Camboya. Ubicado en Luchana, 13, destacamos de su carta los nigiris de sardina ahumada con salmorejo de mango o el tataki de atún rojo bluefin con salsa de coco y almendras. Más a su favor, la relación calidad-precio y el hecho de ser dogfriendly.

Entrada de Madame Butterfly, en la calle Luchana, 13 (Chamberí)

Con un aforo de 41 comensales en el interior y 18 aproximadamente en terraza, Madame Butterfly se sitúa entre los restaurantes orientales más top de la capital, a pocos metros de la Glorieta de Bilbao y dividido en dos espacios diferentes donde abundan el papel pintado, las telas estampadas y una exótica vegetación en suelos de madera natural con terciopelo en las sillas y mesas de mármol, obra del estudio de arquitectura de Marta Banús y el estudio de diseño gráfico Espinosa Studio. Como nexo de unión, una gran barra para degustar los cócteles más exclusivos, así como al fondo del local, un ambiente más canalla y genuino de colores rojos, negros y luces de neón para alargar la noche hasta el infinito.

Arroz yakimeshi, uno de los «platazos» que recomendamos

Lo mejor: una ambientación oriental muy lograda y una cocina exquisita, llena de sabor, color y texturas increíbles y muy exóticas. Poder llevar a tu perro, lo cuál es muy de agradecer. Las croquetas de patata y jamón con mayo spicy. Los dim sum, todos sin excepción. También, los uramaki rolls y algunos platos de arroz como el yakimeshi de langostinos, con yellow curry, verduritas y arroz. O los chipirones con mandarina y yuzu (tan de moda).

Otra estancia de Madame Butterfly

Ficha: C/ Luchana 13. Horario: De L a J de 13:30h a 16h y de 20h a 00h. V + S  de 13:30h a 0:30h. D de 13:30h a 00h. Precio medio: 33 €. Se aceptan Visa, Mastercard y American Express. www.madamebutterflymadrid.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *