Como las manos o nuestra cara, los labios necesitan protección con la bajada de temperaturas, el frío y el viento podrían cortarlos o resecarlos. En ocasiones, los espacios cerrados y la calefacción también son responsables, tenerlos hidratados es por tanto primordial. La firma norteamericana California Mango propone para esta temporada otoño/invierno su lápiz labial LIP BALM con factor solar SPF15 que lubrica y humedece de forma instantánea, con extracto de mango, cera natural de abejas y vitamina E para una rápida sanación en caso de estar ya agrietados. Pero hay más, Opuntia Organic (Calle Hermosilla, 69. Madrid) lanza un original tratamiento, de nombre LIPS GLOW, que consigue recuperar su tono natural al tiempo que vuelven a verse más voluminosos y con el contorno más definido.

Quizás no basta con la típica barra de cacao de toda la vida, un buen protector labial debe cumplir unos requisitos que lo conviertan en el elegido entre tantos como podemos encontrar. Dos aspectos que debemos observar al comprar son el factor solar, que no baje de 15, o si contiene o no vitamina E, por ser un gran antioxidante e hidratante. Ambas características las tiene LIP BALM de California Mango, un lápiz labial que previene los labios agrietados, los lubrica y humedece al momento, de uso diario para labios secos o acartonados por el sol, el viento y el frío otoñal. Entre sus ingredientes, cera natural de abejas, extracto de mango, coco y cacao. Como todos los cosméticos de la marca, sin testar en animales, sin gluten y sin parabenos, 100% ecológico. Su precio es de 6,50€.

LIP BALM, el protector labial de California Mango

Si no quieres recurrir a la cosmética y prefieres probar algún tratamiento, en Opuntia Organic (Calle Hermosilla, 69) tienen la solución a tu problema, se llama LIPS GLOW y es una técnica manual para conseguir la activación sanguínea de la zona, nutriéndolos además y creando más volumen. El resultado es 100% natural, de corta duración – tan solo 20 minutos – y su precio es de 20€. 

Tratamiento manual LIPS GLOW de Opuntia Organic (Calle Hermosilla, 69. Madrid)

Nathalia Arango, cofundadora de este centro pionero en el concepto raw, nos da el decálogo a seguir para cuidarlos y que luzcan perfectos:

1/ Evita la tentación (de lamerte los labios): “Nunca apetece más que cuando sentimos los labios secos, pero es importante evitar a toda costa este gesto prácticamente automático porque la saliva reseca aún más”. 2/ Más H2O y menos SOS: “Como siempre que tratemos de hidratar nuestros tejidos, hay que beber el agua suficiente. En invierno hay factores medioambientales que contribuyen a la sequedad, como el frío, el viento y la calefacción. Asegúrate de beber mínimo 2 litros de agua diarios: notarás la diferencia”. 3/ Tu labial será hipoalergénico o no será: “La sequedad puede obedecer a distintas causas. Entre ellas, que alguno de los compuestos te esté produciendo esa irritación. Prueba los labiales hipoalergénicos, sin colorantes ni conservantes, y observa si notas mejoría”. 4/ Con mi aceite me acuesto, hidratada me levanto: “Aplícate crema o aceite labial todas las noches antes de dormir. Es muy útil para evitar que se sequen y agrieten”. 5/ No te olvides de exfoliar: “Conviene hacerlo una vez por semana o cada dos puesto que es una zona muy sensible y podríamos irritarla. El peeling ayuda a regenerar la piel y eliminar las células muertas que se acumulan en las capas externas. Cuando termines, aplica una capa generosa de bálsamo nutritivo o aceite labial”. 6/ SPF también en los labios, por favor: “La piel de los labios no contiene melanina, por lo que carece de esa protección frente a los rayos UVA. Busca un labial que contenga protección solar tanto en invierno como en verano”.  7/ Técnica de automasaje: “El masaje ayuda a estimular el riego sanguíneo y mejora la elasticidad de la piel. Puedes hacerte un masaje con los dedos índice enfrentados y partiendo del punto medio hacia las comisuras, tanto en el labio superior como en el inferior”. 8/ Nada de ácido (a menos que sea hialurónico): “Los alimentos ácidos y salados resecan mucho. Además, en casos graves, pueden producir dolor. Para evitar estas molestias, límpiate bien los labios después de tomar alimentos ácidos o salados”. 9/ Practica la contención: “Apetece mucho arrancar las pieles secas de los labios, pero es mejor no hacerlo porque pueden salir manchas”. 10/ Date un mimo a pedir de boca: “Los labios secos molestan mucho. ¿Por qué no regalarse un tratamiento específico? Una técnica manual experta consigue una hidratación más profunda y duradera. Y, además, relaja la zona e influye en cómo nos vemos”. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *