Un paseo por la montaña, bañarte en una poza de agua natural, avistar quebrantahuesos, saltar en un barranco, lanzarte en tirolina o simplemente tumbarte a contemplar la foratata. Estos y muchos más, son los planes que ofrece el Pirineo Aragonés, un soplo de aire fresco al otro lado del Monrepós. 

Nuestro plan este verano, cómo no, una casita en la montaña y ¡a disfrutar! Una casa en el Pirineo Aragonés

Un lujo en las montañas del Pirineo Aragonés

.

Casa Forelsa, ¡ya tenemos casita! 

.


Con capacidad para ocho personas y distribuida en cuatro dormitorios y tres baños, Casa Forelsa es una casa rural de lujo en medio de la naturaleza pirenaica, construida y decorada en el año 2018, con techos inclinados, maderas recuperadas y una gran chimenea en un amplio salón-comedor de doble altura y muy luminoso, presidido por cómodos sofás, televisión de 55″ y una mesa para comer ampliamente diez personas. La cocina, americana, con una habitación cercana de grandes dimensiones y un baño acompañándola en la planta principal. En la más alta, tres habitaciones y dos baños (uno en suite) con grandes ventanales y un equipamiento diferenciado. una casa en el Pirineo Aragonés 

Si hay un destino que podamos recomendar y con seguridad acertar, es el Pirineo Aragonés. Nosotros fuimos una vez y ya suman 17 años enamorados del entorno, la gente y las costumbres del valle. Bosques, ibones, sarrios, pantanos, montañas … no hay verano sin Pirineo.

Muchos hoteles están cerrados o a medio gas, lo ideal, alojamiento rural.

Visita y gastronomía

.

El Valle de Tena posee un magnífico y variado escaparate gastronómico, con una oferta muy extensa donde destacan productos típicos de Aragón como el lechal tensino y el ternasco, las carnes a la brasa, las famosas migas de pastor, las patatas encebolladas, los patés y las conservas caseras. A pocos kilómetros de Casa Forelsa, os proponemos una visita con recomendación gastronómica.

En Biescas encontraréis el restaurante El Montañés, El Mirador (asador)el Tiki en todos se come bien y no son caros.

En Piedrafita, si o sí tenéis que ir a probar la carne a la piedra en el Albergue del Betato.

En Formigal está uno de los mejores restaurantes del Pirineo, el restaurante Vidocq de Diego Herrero, preparaos para disfrutar a lo grande de una cocina original con los mejores productos de la zona, excelente calidad y cocinados con un mimo que sorprende, además el trato de Amaya su directora es impecable, os va a encantar. Otro de nuestros favoritos es el Restaurante La Toskera, Pepa hace cocina de toda la vida con productos de temporada y la experiencia de los grandes cocineros, es magnífico.

Planes de deporte y naturaleza 

.

Si eres amante de la naturaleza, aquí estarás a tus anchas. En Oros bajo, podéis daros el primer chapuzón del verano, un lugar mágico, una poza de agua natural abrigada por un circo con cascada. Si, eres intrépido haz el barranco Os Lucas. Rapelar la pared y acabar en el agua gélida, te devuelve 10 años de vida.

Muy cerca, podrás deslizarte por la Tirolina Valle del Tena doble más larga de Europa. En ella, se puede contemplar el valle desde una perspectiva nueva, volar sobre el lago y descender 120 m. de altura a más de 90 km/hora. ¡Un flipe! También podrás adentrarte en el bosque disfrutando del vehículo que más te guste, desde quads a bicicletas eléctricas.

Una opción muy chula, es coger parte de GR 15 de Hoz de Jaca a Biescas, donde podrás descubrir el pueblo de Polituara, bajo las aguas del pantano de Búbal, un puente colgante  tibetano, restos de calzadas romanas o bunkers de la guerra civil, y pasar por la Ermita de Santa Elena para terminar en Biescas tomando una cerveza en la Taberna de Pepe.

Más ideas para disfrutar a tope de la naturaleza,  es darse una vuelta por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, formado por cuatro valles y un macizo montañoso central, o admirar la extensa e impresionante fauna en semilibertad de Lacuniacha (lobos, linces, corzos, jabalíes, osos…).

Sin duda, merece una visita para comer, darte un baño en el pantano o coger una canoa, el embarcadero del Suscalar entre Lanuza y Sallent de Gállego, las vistas son espectaculares y el entorno es de ensueño, Iñigo y Carmen os tratarán de cine. Por su puesto, la visita a ambos pueblos, dos de los más bonitos de España. Otra maravilla se esconde kilómetros arriba del pueblo de Panticosa,  el balneario de Panticosa, el mejor lugar para relajarse y encontrar el bienestar tanto físico como mental. Un joya del arquitecto Moneo y un lugar muy especial. Su piscina de chorros al aire libre con vistas a Peña Telera, es un oasis de relajación.

Como veis, las posibilidades son muchas, así que otra propuesta es hacer un plan con guías de montaña profesionales, quienes os podrán asesorar y orientar en distintas actividades, sin duda nuestra recomendación, el equipo de Gorgol

En verano las actividades culturales no paran tampoco,  lamentablemente no habrá festivales, pero hay otras opciones. Os recomendamos la Ruta de Serralbo con sus iglesias románicas o echad un vistazo a  este link donde podéis encontrar más planes Valle del Tena 

Os deseamos un buen verano. Y si tenéis alguna pregunta, será un placer contestar.

El entorno

CASA FORELSA 

Calle Travesera, 3. Hoz de Jaca. Código Postal 22662 (Huesca)                                        Parcela de 300m con acceso para discapacitados, cuatro habitaciones con distintos tamaños de cama, tres baños, wifi, parking público a 25m, chimenea, hidromasaje, zona para comer, hamacas, barbacoa y casita con tobogán infantil. www.casaforelsa.com